Tu futuro empieza en ti

Noviembre de 2019
¿Cuál es el trabajo del futuro? ¿Cuáles son las competencias que van a demandar las empresas? ¿Cómo especializarme o reconvertirme a un campo profesional que todavía no existe?

Existen innumerables publicaciones sobre cuáles son los trabajos del futuro, qué capacidades van a necesitar las empresas y cómo podemos especializarnos, si es que es posible, en un campo profesional que aún no se ha desarrollado. Pese a que cada vez surgen más investigaciones que tratan de adaptar el sistema educativo al futuro del empleo y de las empresas, los trabajadores parecen cada vez más desconcertados a la hora de planificar o redirigir su carrera profesional.

En un momento de incertidumbre, en el que se prevé que siete millones de empleos se pierdan antes de 2020 (cinco millones de ellos para siempre [1]), cobran especial importancia las habilidades de los trabajadores para dar con las únicas claves que permiten adelantarse al futuro del mercado laboral: versatilidad e innovación constante.

El Foro Económico Mundial, en su informe «The Future of Jobs 2018» incluye una comparativa muy ilustrativa de cómo van cambiando las competencias que las empresas necesitan de sus profesionales, en función de cómo evolucionan los diferentes sectores, cómo avanza la tecnología y la sociedad, entre otros aspectos.

Así, en su estudio para el año 2020 [2] establecía 10 habilidades para prosperar en el mercado laboral:

Las 10 habilidades para prosperar en el mercado laboral
Fuente: Informe Future of Jobs 2016, World Economic Forum.

Con respecto a 2015, el Foro Económico Mundial da prioridad a las habilidades relacionadas con la creatividad, en detrimento de las capacidades negociadoras, la flexibilidad o el control de calidad. Este auge de la creatividad responde en gran medida a la avalancha de nuevos productos, nuevas tecnologías y nuevas formas de trabajo. Además, según se puntualiza en dicho estudio, la inteligencia emocional, que no figura en ninguno de los dos listados, pasará a convertirse en una de las principales habilidades fundamentales para todos.

De cara a 2022 vaticina que más del 54% de los trabajadores a nivel global van a tener que mejorar significativamente sus competencias e introduce novedades en las habilidades que buscan los empleadores con respecto a las 2020. Así, destaca la renovada importancia de tener una actitud proactiva a la hora de formarse, la habilidad de diseñar y programar herramientas tecnológicas y la capacidad para el análisis. Estas competencias representan el valor añadido del que carecen los mecanismos tecnológicos y que el ser humano puede y debe aportar. Saber seleccionar la información, filtrarla y priorizarla de una forma creativa hace mucho más difícil la tarea de robotizar o automatizar tecnológicamente nuestro puesto de trabajo.

De hecho, como se aprecia en la tabla incluida a continuación, el pensamiento analítico y crítico, junto con la creatividad, la originalidad y la innovación siguen siendo habilidades fundamentales para tener una carrera profesional de éxito y adaptarse a las necesidades cambiantes de las compañías. Por último, se observa que todos aquellos aspectos fácilmente automatizables pasan lógicamente a tener menor relevancia, a medida que aumentan las capacidades tecnológicas en el mundo.

Comparación de Las 10 habiLidades más demandadas, 2018 Vs 2022
Fuente: Informe Future of Jobs 2018, World Economic Forum.

Por tanto, cabe inferir que aquellos profesionales que sean proactivos a la hora de evaluar sus deficiencias técnicas y tengan una estrategia formativa para suplirlas, así como aquellos que toman una actitud analítica y creativa ante los procesos y decisiones, estarán más capacitados para adaptarse a los vaivenes del mercado laboral y los sectores económicos. Inevitablemente, como se pone de manifiesto en el estudio, todos los profesionales de los diferentes campos tienen que estar en constante formación y actualización de contenidos, de la mano de instituciones que garanticen una capacitación técnica de calidad y el fomento de las aptitudes antes citadas.

Afi Escuela de Finanzas es consciente de los cambios y retos que están experimentado las empresas y los trabajadores. Por ello, cuenta con una amplia oferta académica dirigida tanto a estudiantes recién licenciados como a aquellos profesionales que, con dilatada experiencia en el mercado laboral, quieren ampliar sus conocimientos y habilidades, para adaptarse al presente o, si cabe, anticiparse al futuro. De la misma manera, ofrecemos formación in Company con el objetivo de que las empresas puedan ser también parte activa del proceso de actualización de competencias técnicas y habilidades de sus empleados, garantizándose así el proceso de formación a medida que más se ajusta a sus necesidades.

La apuesta principal de contenidos se basa en la tecnología y las finanzas, incluyendo la gestión de activos, conscientes de que estos campos profesionales son los que plantean mejores ratios de contratación, sueldos más elevados y, según precisan numerosos informes, son los empleos del presente y del futuro. La Escuela ofrece programas en Data Science y Big Data, que cuentan también con su versión aplicada a las finanzas, así como con el Máster más prestigioso del mercado en Banca y Finanzas y en Finanzas Cuantitativas.

Además, Afi Escuela tiene como eje fundamental de sus programas, independientemente de su naturaleza o temática, el fomento de las capacidades, del talento, de las habilidades y de las denominadas soft skills. Para ello, además de facilitar una completa y rigurosa formación técnica, tiene como meta promover que el alumno encuentre por sí mismo las claves y la capacidad de hacer frente a un futuro cambiante y globalizado, que, aunque parezca incierto, está repleto de oportunidades #Buildingthefuture .


[1] «The Future of Jobs», WEF 2018.
[2] «The 10 skills you need to thrive in the fourth industrial revolution», WEF 2016.


Ángela Sánchez es Redactora del área de comunicación de Afi.