Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias obligatoras y de terceros opcionales con la finalidad de hacer que su navegación sea segura, hacer análisis estadístico de las visitas a la web y conocer su usabilidad.
Si desea más información o cambiar la configuración de su navegador, puede visitar nuestra Política de Cookies.
Pulse el botón "Rechazar cookies" o "Aceptar cookies" para confirmar que ha leído y aceptado la información aquí presentada.

#Mujeresquetransforman

¿Necesitamos una Banca para Mujeres?

Estamos en un sector que en nuestro país tiene claros visos de mejora.

Mónica Guardado
Febrero de 2020

Las mujeres toman el 80% de las decisiones de compra del mercado, son titulares a nivel mundial del 52% de las cuentas corrientes de los bancos y declaran no sentirse entendidas ni satisfechas por los servicios financieros prestados por la banca.

Además, las mujeres ahorran un 25% más que los hombres y sus tasas de morosidad son más bajas. ¿Es posible que ninguna entidad financiera esté aplicando estrategia positiva para captar como cliente a más mujeres?

A nivel internacional, encontramos varias iniciativas desarrolladas por algunos bancos o bancos que se han creado con una orientación de captación de clientes femeninas. En Colombia está muy arraigado a nivel de comunidades y con una clara vocación de sostenibilidad y cultura de protección medioambiental el Banco Mundo Mujer. En República Dominicana Banco BHD tiene una línea de productos y servicios diseñados exclusivamente para mujeres (Mujer Salud, Mujer Educación, Mujer Negocios...). El Banco Santander en Argentina, Santander Rio, lanzó el año pasado la iniciativa Banca Women que se convirtió en el primer banco a nivel global en sumarse a la iniciativa de financiamiento comercial del programa Banking on Women, promovido por el IFC (Corporación Financiera Internacional) del Banco Mundial.

Estas iniciativas, y la sensibilidad a desarrollar una banca más inclusiva, tienen más probabilidad de desarrollarse en entidades lideradas por mujeres, o donde existe paridad en sus órganos de Gobierno.

Dicho de paso, según un estudio realizado por Ana Owen, profesora de economía del Hamilton College de Nueva York, y Judit Temesvary, economista de la Reserva Federal de EE.UU., existe una relación positiva entre igualdad de género y éxito económico en el sector bancario. Esta relación se explica por dos factores: el primero, que las mujeres presentes en Consejos de Administración tienen un conocimiento especializado y concreto en una materia y esto hace que su presencia eleve el nivel de conocimiento y la diversificación del mismo en el Consejo. El segundo factor es que la diversidad de opiniones enriquece la toma de decisiones.

Si tenemos en cuenta que en España solo hay dos mujeres al frente de dos grandes bancos y que el porcentaje de mujeres en los Consejos de Administración aún no alcanza los niveles de paridad, parece claro concluir que estamos en un sector que en nuestro país tiene claros visos de mejora, tanto en términos económicos, como en el impacto que un sector estratégico como el bancario tiene en la sociedad y en la economía del país.

Mónica Guardado es socia directora de Afi Escuela de Finanzas