Uso de cookies

Este sitio web solo utiliza cookies t閏nicas propias obligatoras con la finalidad de hacer que su navegación sea segura.
Asimismo, utiliza cookies de terceros opcionales para hacer análisis estadístico de las visitas a la web y conocer su usabilidad.
Si desea más información o cambiar la configuración de su navegador, puede visitar nuestra Política de Cookies.
Pulse el botón "Rechazar cookies opcionales" o "Aceptar todas las cookies" para confirmar que ha leído y aceptado la información aquí presentada.

Sostenibilidad y creaci贸n de valor en un nuevo entorno complejo

Noviembre de 2021
«Ojalá te toque vivir en tiempos interesantes.» Esta antigua maldición china podría abrir hoy los discursos y reflexiones de cualquier líder en cualquier ámbito: político, social, económico cultural...

Vivimos en tiempos exigentes y confusos. Un momento donde coinciden los retos m谩s exigentes a los que hemos hecho frente como sociedad, con el mayor potencial para resolverlos a trav茅s de capacidades nunca imaginadas para generar y proporcionar soluciones sostenibles, innovadoras y de impacto global.

No podemos dejar de tener presente que el c贸mo gestionemos esta intersecci贸n de retos y capacidades determinar谩, de modo definitivo, nuestra capacidad para construir un futuro viable y sostenible para nuestras sociedades. Y esta responsabilidad no es exclusiva de gobiernos y organismos supranacionales cuyo papel principal es, en definitiva, regular y generar las condiciones para el adecuado funcionamiento de las sociedades y pa铆ses. Esta responsabilidad es, tambi茅n, de las empresas, en la medida que su papel en esencial en cualquier debate social y econ贸mico, y exige su iniciativa y participaci贸n decidida y comprometida a la hora de impulsar un di谩logo productivo entre los distintos actores p煤blicos y privados con capacidad de crear las condiciones para el desarrollo de las soluciones a retos que comprometen, para lo bueno y lo malo, el futuro de todos.

Estas soluciones se van a caracterizar -de hecho, ya lo est谩n haciendo- por su planteamiento desde un enfoque presidido por la Sostenibilidad. Pero desde un concepto de Sostenibilidad m谩s complejo y sist茅mico. Sostenibilidad entendida como una visi贸n, una pol铆tica y una estrategia que busca integrar la creaci贸n de valor econ贸mico, social y medioambiental a trav茅s de modelos que faciliten el equilibrio en todos los niveles del sistema mundial que es nuestra sociedad.

Para el mundo empresarial; que ha mostrado, en el mejor de los casos, un tibio compromiso -cuando no, un abierto escepticismo- su realidad ha cambiado radicalmente, d谩ndoles un protagonismo en la gesti贸n de lo com煤n que es nuevo para muchas de ellas, dirigidas por gestores habituados a un concepto de responsabilidad fiduciaria, y que, de repente, se enfrentan a la responsabilidad frente a los grupos de inter茅s.

En este nuevo y cada vez m谩s complejo entorno, las empresas se enfrentan a nuevos condicionantes que pueden incidir seriamente en su capacidad de operar y generar valor. 驴Cu谩les son algunos de los rasgos de este nuevo entorno?

  • Una dif铆cil relaci贸n de la sociedad y el ciudadano con las empresas e instituciones, generada despu茅s de m煤ltiples esc谩ndalos que han minado la confianza hacia 茅stas: la sospecha permanente.
  • La revoluci贸n digital, que impulsa m谩s y m谩s la capacidad de generaci贸n, tratamiento y acceso a la informaci贸n a una sociedad que demanda conocimiento: la sociedad transparente.
  • Un activismo creciente de los grupos de inter茅s que, frente al fracaso de muchas de las instituciones que deben representar los intereses de la sociedad, han decidido tomar la iniciativa: la sociedad militante.
  • Un mundo de redes sociales, en el que los ciudadanos se auto organizan y trasladan la confianza y la credibilidad a sus pares: la sociedad interconectada.
  • Una demanda insistente de transparencia, 茅tica y buen gobierno, tanto por parte de los ciudadanos hacia los sistemas pol铆ticos y sus instituciones, como por parte de los inversores hacia mercados donde existe la percepci贸n de que una creciente asimetr铆a de informaci贸n y poder: la institucionalizaci贸n de la desconfianza.
  • La sensibilidad creciente hacia la relevancia y el valor de la marca y los riesgos que genera sobre ella este nuevo entorno: la sociedad simb贸lica.
  • El renacimiento de modelos pol铆ticos disruptivos, que, en la mayor铆a de los casos, operan con planteamientos anti-sistema: el populismo.

Este entorno genera nuevas demandas de m煤ltiples grupos de inter茅s, a las que se puede responder desde la Sostenibilidad y una visi贸n ESG (medioambiental-E, social-S y de buen gobierno-G):

  • Desde el punto de vista de los inversores, los enfoques ESG se est谩n haciendo dominantes porque refuerzan el control de riesgos y la seguridad de las decisiones de inversi贸n.
  • Los pol铆ticos toman decisiones sobre las empresas sin considerar plenamente las implicaciones econ贸micas y de percepci贸n de los mercados. Es necesario que estos sean conscientes del papel de las empresas en la soluci贸n de los retos globales si queremos agilizar la movilizaci贸n de las ingentes cantidades de capital que se requieren para la transformaci贸n del sistema productivo que requiere la transici贸n clim谩tica.
  • La sociedad demanda a las organizaciones privadas y empresas un mayor compromiso social y medioambiental. Entiende que tienen un papel esencial en la gesti贸n de los retos comunes.
  • Los consumidores empiezan a estar dispuestos a premiar o penalizar por criterios no comerciales a las compa帽铆as.
  • El talento directivo y profesional prefiere trabajar en empresas con un perfil de compromiso social que impacte positivamente en su "marca personal".

En este entorno, surge la Sostenibilidad como una visi贸n, una estrategia y un modo de entender la creaci贸n de valor:

  • Un modo de entender la gesti贸n del sistema econ贸mico y social global que busca reducir los desequilibrios en los diferentes niveles -econ贸mico, social y medioambiental-, para garantizar su supervivencia.
  • Una estrategia empresarial que persigue garantizar la consecuci贸n de los objetivos empresariales y la generaci贸n de valor econ贸mico integrando, a la vez, la protecci贸n y sostenibilidad de los entornos sociales y medioambientales esenciales para su propio futuro, el de sus operaciones y el de sus grupos de inter茅s.
  • Un modelo de creaci贸n de valor m谩s complejo, equilibrado e integral -econ贸mico, social y medioambiental- que busca generar valor a largo plazo para todos los grupos de inter茅s.

Ahora, cuando el entorno se ha vuelto especialmente complejo, es cuando debemos entender que la Sostenibilidad no es, ni puede ser, una herramienta de marketing a corto plazo, sino una palanca que afecta no s贸lo a la viabilidad de las compa帽铆as, sino, sobre todo, a c贸mo ser谩 la sociedad y el entorno futuros, el nuestro y el que legaremos a los que vendr谩n despu茅s de nosotros.

Javier Garilleti es socio de Lead by Thought, Codirector del Programa Ejecutivo de Sostenibilidad y ESG de AFI Escuela de Finanzas.