Uso de cookies

Este sitio web solo utiliza cookies t閏nicas propias obligatoras con la finalidad de hacer que su navegación sea segura.
Asimismo, utiliza cookies de terceros opcionales para hacer análisis estadístico de las visitas a la web y conocer su usabilidad.
Si desea más información o cambiar la configuración de su navegador, puede visitar nuestra Política de Cookies.
Pulse el botón "Rechazar cookies opcionales" o "Aceptar todas las cookies" para confirmar que ha leído y aceptado la información aquí presentada.

NGEU, una oportunidad para las pymes...que hay que preparar ya

Febrero de 2021
El Fondo de Recuperaci贸n Next Generation EU supone una oportunidad sin precedentes para modernizar el tejido empresarial de nuestro pa铆s, pero ello exige un esfuerzo 谩gil y coordinado que asegure la distribuci贸n transparente y capilar de las ayudas y una adecuada preparaci贸n de las candidaturas por parte de las empresas

La ejecuci贸n de los instrumentos del NGEU es el reto econ贸mico m谩s relevante para la econom铆a espa帽ola en el pr贸ximo trienio y una gran ventana de oportunidad para el tejido productivo de nuestro pa铆s. Las directrices para superar la crisis sanitaria y social descansan en actuaciones para recomponer la econom铆a con la palanca de la inversi贸n p煤blica y la colaboraci贸n con del sector privado. Este cambio hacia una estrategia articulada y soportada en el presupuesto de la Comisi贸n Europea con el respaldo mancomunado de todos los Estados miembros, permitir谩 a las empresas de nuestro pa铆s acceder a ayudas que faciliten la financiaci贸n de proyectos que permitan adaptarse a un nuevo entorno dominado por la transici贸n ecol贸gica y la transformaci贸n digital.

Aunque el Plan de Recuperaci贸n y Resiliencia no estar谩 aprobado por la Comisi贸n Europea hasta finales de abril, las empresas tienen ya informaci贸n suficiente para anticiparse a las convocatorias de ayuda que se ir谩n sucediendo a partir de la primavera, tanto por el tipo de informaci贸n que se solicitar谩 para defender las candidaturas, como por la naturaleza de los proyectos que ser谩 elegibles para estos fondos. Las manifestaciones de inter茅s que algunos de los Ministerios -hasta ahora el m谩s activo ha sido el MITECO-, y las gu铆as de la Comisi贸n Europea publicadas en oto帽o, son buenos ejemplos de la documentaci贸n que se van a requerir.

El Gobierno de Espa帽a ya present贸 en oto帽o las diez pol铆ticas palanca que articulan el plan nacional. A su vez, el plan se estructura en 30 componentes que se帽alizan posibles 谩mbitos de actuaci贸n lo suficientemente amplios como para impulsar la inversi贸n en un buen n煤mero sectores que pretenden ser catalizadores de reformas estructurales y de transformaci贸n de la actividad productiva. En particular, la componente decimotercera del Plan se centra en el impulso a las peque帽as y medianas empresas, con especial foco en l铆neas de acci贸n transversales que potencien su crecimiento y digitalizaci贸n.

En cuanto a 谩mbitos sectoriales o verticales a los que las pymes deben prestar atenci贸n, la rehabilitaci贸n urbana, la econom铆a circular, una nueva industria tractora, las energ铆as renovables, la econom铆a de los cuidados, la renovaci贸n del sector tur铆stico, el impulso a la formaci贸n profesional o el fortalecimiento del conocimiento y del I+D+i, son algunas de las grandes apuestas de la estrategia europea y, en particular, de la espa帽ola, para recuperar la formaci贸n bruta de capital y reactivar el mercado laboral.

Por otro lado, las empresas deben ser conscientes del car谩cter palanca de estos fondos. Su objetivo no es subvencionar mayoritariamente los proyectos empresariales sino generar iniciativas sectoriales que mejoren la cadena de valor y presenten un impacto claro en t茅rminos de empleo y producci贸n.

Es el momento de las asociaciones empresariales y las agencias de desarrollo regional para propiciar que las convocatorias permeen a todos los territorios y a los sectores m谩s directamente interpelados por el Plan. Ello requiere de una compleja labor de interlocuci贸n que a煤ne intereses y esfuerzos, y que coordine la agrupaci贸n de empresas privadas para la definici贸n de proyectos conjuntos.

Por ello, ser谩 fundamental que las empresas sean capaces de justificar en sus candidaturas c贸mo su idea, m谩s all谩 de ser viable desde el punto de vista t茅cnico y econ贸mico, e interesante para el propio proyecto empresarial, ofrece una visi贸n de m谩s largo alcance, fundamentando su capacidad de contribuir a objetivos de inter茅s p煤blico.

En este contexto, deber谩 formularse un an谩lisis que exponga un alineamiento por parte del proyecto con las estrategias europeas y nacionales, donde es manifiesto el inter茅s por encontrar vectores que ayuden a materializar las tan deseadas transiciones hacia una mayor digitalizaci贸n y sostenibilidad. Pero tambi茅n deber谩 explicarse si el proyecto es capaz de aportar en los 谩mbitos de la cohesi贸n territorial y social, o en la reducci贸n de la brecha de g茅nero.

Asimismo, deber谩 especificarse no solo el volumen de inversi贸n global del proyecto sino la estructura de financiaci贸n propuesta (fondos propios, financiaci贸n p煤blica y otros financiadores privados, etc.) con objeto de asegurar la viabilidad financiera de la candidatura.

Las candidaturas deber谩n especificar el modelo jur铆dico del proyecto (modelo de colaboraci贸n p煤blico-privada y compatibilidad con el RDL 36/2020, etc.) y garantizar el cumplimiento de la normativa europea de ayudas de Estado, que muy probablemente fijar谩 grados de apoyo a los proyectos dependiendo del tipo de actividad.

Tendr谩n que establecer, adem谩s, un cronograma con fases y metas de cumplimiento bien identificados (debe iniciarse en 2021/22 y finalizar en 2026), con el fin de facilitar que tanto las autoridades nacionales como las europeas puedan verificar la adecuada ejecuci贸n de los proyectos, como requisito para el completo desembolso de los fondos (en 2023 la Comisi贸n revisar谩 el grado de cumplimiento de los objetivos presentados, como condici贸n para liberar el resto de la financiaci贸n).

Finalmente, una parte clave consistir谩 en justificar la contribuci贸n del proyecto en t茅rminos de actividad econ贸mica y empleo, medido en t茅rminos de impactos directos, indirectos e inducidos, subrayando el efecto tractor de las inversiones propuestas sobre otras ramas de actividad distintas a las impulsoras del proyecto.

En definitiva, o solicitudes de apoyo financiero. Estas candidaturas se enfrentar谩n a un proceso competitivo, en el que las Administraciones P煤blicas tendr谩n que afrontar una tarea de escrutinio y selecci贸n bajo unas notables restricciones de tiempo y recursos, dadas las exigencias de los plazos marcados por la Comisi贸n Europea. Es fundamental, por tanto, no demorar los trabajos de formulaci贸n y justificaci贸n de los proyectos y el an谩lisis de sus impactos. La exigencia de los plazos y de la competencia en este proceso no ser谩n menores. Urge ponerse manos a la obra.

Diego Vizca铆no
Diego Vizca铆no es socio del 谩rea de Econom铆a Aplicada de Afi.
C茅sar Cantalapiedra
C茅sar Cantalapiedra es socio de Afi, 谩rea de Finanzas P煤blicas de Afi.