Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias obligatoras y de terceros opcionales con la finalidad de hacer que su navegación sea segura, hacer análisis estadístico de las visitas a la web y conocer su usabilidad.
Si desea más información o cambiar la configuración de su navegador, puede visitar nuestra Política de Cookies.
Pulse el botón "Rechazar cookies" o "Aceptar cookies" para confirmar que ha leído y aceptado la información aquí presentada.

Tejiendo redes por las buenas pr谩cticas en evaluaci贸n de pol铆ticas

Septiembre de 2020
Afi, ISEAK, Ivie y KSNET han constituido la Red por las Buenas Pr谩cticas en Evaluaci贸n (REDEV), una iniciativa que pretende contribuir al incremento del an谩lisis emp铆rico en nuestro pa铆s e impulsar la evaluaci贸n de pol铆ticas, tanto en el sector p煤blico como en el 谩mbito privado.

Es imposible disociar la necesaria (y hasta ahora, pr谩cticamente inexistente) costumbre de evaluar las pol铆ticas p煤blicas con la importancia del Estado de bienestar como materializaci贸n del contrato social que hemos acordado como sociedad democr谩tica y avanzada. Contrato social que cristaliza en un entramado complejo de instituciones que precisan una adecuada gobernanza y gesti贸n para garantizar su legitimidad, prop贸sito y resultados.

Las exigencias de buena gobernanza, tanto en el sector p煤blico como en el privado, se rigen cada vez m谩s por principios de transparencia, apertura, democracia, participaci贸n, responsabilidad, eficacia y coherencia. Principios que han de articular cualquier tipo de medida que busque la mejora del bienestar.

La coyuntura actual con la crisis sanitaria ha hecho a煤n m谩s evidente la ausencia de informaci贸n ordenada en momentos en los que la toma r谩pida de decisiones, as铆 como la necesidad de realizar ensayos de prueba y error est谩 siendo primordial. En el campo sanitario, la falta de conocimiento preciso sobre el personal adscrito a cada centro de atenci贸n primaria, y por tanto la demanda potencial de cada centro, dificulta sin duda la planificaci贸n de los recursos. En el campo laboral, los bloqueos en la gesti贸n de los ERTES, o de ayudas a empresas y aut贸nomos que se han visto obligados a cerrar, son tambi茅n buenos ejemplos de colapsos debidos a la falta de modernas estructuras interconectadas de informaci贸n y gesti贸n.

Adem谩s, por su gravedad, la crisis ha llevado tanto al sector p煤blico como privado a movilizar gran cantidad de recursos para implementar medidas que suavicen el shock econ贸mico y nos eviten caer en una larga recesi贸n. Y es vital que estas medidas alcancen el mayor nivel de eficiencia posible, en un entorno donde los recursos son escasos y, quiz谩, puedan llegar condicionados desde la Uni贸n Europea.

La evaluaci贸n es una oportunidad al alcance de todos

Ante este reto, se nos presenta la oportunidad de implementar medidas dise帽adas a trav茅s de un enfoque integral, que aborde desde la identificaci贸n clara de los retos hasta una rigurosa evaluaci贸n de las medidas adoptadas. Este enfoque permitir铆a no s贸lo mejorar la gesti贸n, sino tambi茅n adaptarse con rapidez a nuevas necesidades a las que nos enfrentemos como sociedad.

La combinaci贸n de factores tanto estructurales como coyunturales hace m谩s urgente que nunca:

  1. Ser pertinente, es decir, realizar un diagn贸stico adecuado de las necesidades.
  2. Ser eficaz, que no es otra cosa que ser capaz de dar respuesta adecuada a las necesidades detectadas.
  3. Ser eficiente, utilizando adecuadamente los recursos existentes para los fines perseguidos.

Adem谩s de lo anterior, las t茅cnicas modernas de evaluaci贸n permiten (i) la trazabilidad y comparabilidad en el tiempo, siguiendo a cada una de las personas o unidades a las que se les ha aplicado la medida; (ii) analizar su sostenibilidad en el tiempo; y (iii) responder al principio de transparencia y rendici贸n de cuentas.

Todos estos elementos son indispensables para maximizar el impacto de las medidas implementadas y el bienestar social y empresarial de nuestra sociedad.

驴Qu茅 es REDEV?

En este contexto, tanto en el sector p煤blico como en el 谩mbito privado.

Para ello, REDEV ofrece un marco integral de evaluaci贸n, que consta de 5 elementos b谩sicos:

  1. La detecci贸n de problemas o necesidades
  2. La definici贸n de objetivos
  3. El dise帽o del programa o pol铆tica
  4. El protocolo para la recogida de informaci贸n, y
  5. El an谩lisis de evaluaci贸n.

La recogida y an谩lisis de datos es un elemento clave en cada una de estas fases (la secci贸n Escuela est谩 dedicada a este particular), y es la suma de todas ellas la que permite hacer recomendaciones para la toma de decisiones en un proceso din谩mico ya que, la retroalimentaci贸n en base a las recomendaciones obtenidas, permite seguir mejorando el dise帽o e implementaci贸n de programas y pol铆ticas.

Para ello, es preciso contar con protocolos adecuados para la recogida y gesti贸n de datos desde el principio de los trabajos, que incluir铆an informaci贸n detallada sobre qu茅 variables es necesario medir, c贸mo se deben medir, cada cuanto tiempo, etc., algo en lo que REDEV tambi茅n puede acompa帽ar a aquellos organismos interesados.

Con este marco integral de evaluaci贸n las instituciones dispondr谩n de una herramienta que trasciende el control de la gesti贸n, lo que les permitir谩 ser precisos al proponer e implementar pol铆ticas. Algo que, por otro lado, es una exigencia a la hora de gestionar o recibir recursos, por ejemplo, de fuentes europeas.

Tipos de evaluaci贸n

Este marco integral de evaluaci贸n contempla tres momentos clave en los que es adecuado realizar un an谩lisis de evaluaci贸n.

En su diagn贸stico y dise帽o previo (evaluaci贸n ex - ante). Por ejemplo, puede ser necesario llevar a cabo una evaluaci贸n de las necesidades de una pol铆tica o programa, en base a la detecci贸n de un problema. Esta evaluaci贸n de necesidades puede ayudar, por ejemplo, a focalizar los servicios hacia las necesidades reales de la poblaci贸n o a mejorar la distribuci贸n territorial de recursos.

Asimismo, para determinados programas o pol铆ticas, tambi茅n puede ser de inter茅s realizar un an谩lisis coste-beneficio, que permita determinar la conveniencia de implementarlos, en base a la comparaci贸n de los beneficios esperados con sus costes; o incluso comparar distintas intervenciones alternativas, para determinar cu谩l de ellas es m谩s coste-efectiva.

Una segunda fase para abordar la evaluaci贸n ser铆a durante la implementaci贸n de la actuaci贸n para medir resultados y corregir posibles fallos de dise帽o o errores de ejecuci贸n (evaluaci贸n intermedia).

Cuando ya lleva unos a帽os aplic谩ndose una pol铆tica, es oportuno desarrollar un trabajo de evaluaci贸n intermedia para verificar qu茅 resultados se est谩n consiguiendo, si los objetivos que se hab铆an marcado se est谩n alcanzando, y en qu茅 condiciones. Contemplar谩 el an谩lisis de las razones por las que se producen desviaciones respecto a las metas intermedias definidas para poder corregir posibles errores de implementaci贸n o de dise帽o de la intervenci贸n.

Una vez implementada por completo la intervenci贸n, y tras los posibles cambios que se pudieran realizar derivados de las recomendaciones de la Evaluaci贸n intermedia, ser谩 el momento de analizar su impacto, extraer lecciones sobre su eficacia y rendir cuentas sobre el uso de los recursos empleados. Es lo que se conoce como evaluaci贸n ex - post.

Para analizar este impacto normalmente se requiere que exista un contrafactual, esto es, un escenario alternativo e 芦id茅ntico禄 sin intervenci贸n, con el fin de ver qu茅 hubiera pasado si no se hubiesen aplicado las pol铆ticas.

Los resultados obtenidos en la evaluaci贸n del programa o pol铆tica permiten retroalimentar la toma de decisiones, en el sentido de que los mismos programas o pol铆ticas se pueden ir mejorando a ra铆z de las conclusiones obtenidas, y se pueden potenciar aquellos que ofrecen mayores impactos, o viceversa.

Carmen L贸pez Herrera es consultora del 谩rea de Finanzas P煤blicas de Afi.
Ver贸nica L贸pez Sabater es consultora del 谩rea de Econom铆a Aplicada de Afi.