Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias obligatoras y de terceros opcionales con la finalidad de hacer que su navegación sea segura, hacer análisis estadístico de las visitas a la web y conocer su usabilidad.
Si desea más información o cambiar la configuración de su navegador, puede visitar nuestra Política de Cookies.
Pulse el botón "Rechazar cookies" o "Aceptar cookies" para confirmar que ha leído y aceptado la información aquí presentada.

Paseo global

Igualdad de género y políticas fiscales

Como en otros ámbitos, también en la necesidad de reducir la brecha de género se pone de manifiesto que la acción de los gobiernos es importante.

Emilio Ontiveros
Marzo de 2020

El FMI tambi√©n se a√Īade a la ya larga n√≥mina de instituciones que convienen en la necesidad de fortalecer la presencia de la mujer en el mundo econ√≥mico. Admitiendo que en los √ļltimos treinta a√Īos se han registrado avances en la mayor√≠a de los pa√≠ses, la igualdad de oportunidades de participaci√≥n en las actividades econ√≥micas entre hombres y mujeres sigue siendo una asignatura pendiente. En un trabajo reciente [1] que creo merece atenci√≥n, el FMI revisa experiencias y propone pol√≠ticas fiscales espec√≠ficas para reducir esas brechas.

El punto de partida es la verificaci√≥n de que la tasa media de participaci√≥n laboral de la mujer est√° todav√≠a 20 puntos porcentuales por debajo de la de los hombres en el conjunto de los pa√≠ses, persistiendo todav√≠a diferencias notables en las remuneraciones salariales y de acceso la educaci√≥n, entre otros √°mbitos. Junto a esa constataci√≥n, los autores del trabajo a√Īaden a la suya la evidencia de investigaciones previas para mostrar que la igualdad de g√©nero fortalece el crecimiento econ√≥mico y conduce a mejores desarrollos sociales y, en definitiva, a m√°s desarrollo. Por si hiciera falta alguna raz√≥n m√°s para justificar una investigaci√≥n como la propuesta, se exhibe que esa igualdad de g√©nero es uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, comprometidos por 193 pa√≠ses para su cumplimiento en el horizonte de 2030.

De ese mismo trabajo se puede deducir que el uso de políticas fiscales para reducir la desigualdad de género no es nuevo. Desde mediados de la década de los ochenta algunos países las han venido utilizando. De hecho, en el documento referido, se afirma que en 2018 habían sido 80 los países que habían hecho uso de modificaciones tributarias o de políticas de gasto para fortalecer la presencia de la mujer en áreas como la educación o, de forma general, en algunas actividades económicas.

En concreto, el trabajo se centra en los efectos macroecon√≥micos y distributivos de determinadas intervenciones fiscales destinadas a potenciar la presencia de la mujer en el mercado de trabajo. Analiza igualmente los canales y mecanismos a trav√©s de los cuales esas pol√≠ticas afectan a la tasa de participaci√≥n en la fuerza de trabajo, al crecimiento econ√≥mico, a la desigualdad en la distribuci√≥n de la renta o a la pobreza. Todo ello en funci√≥n de las caracter√≠sticas estructurales de las econom√≠as. As√≠, en las econom√≠as avanzadas se analizan pol√≠ticas tales como la reducci√≥n de los costes del cuidado infantil o el suministro de financiaci√≥n p√ļblica a las bajas maternales o la potenciaci√≥n de las bajas parentales. De igual forma se defiende la tributaci√≥n individual en lugar de la agregada en la familia, se√Īal√°ndose los casos de esa tributaci√≥n en Canad√° o Suecia, como favorables a esa inserci√≥n laboral de la mujer. En las econom√≠as menos avanzadas, se analiza m√°s concretamente el impacto de la inversi√≥n en educaci√≥n, fundamentalmente secundaria, las transferencias de efectivo a las mujeres pobres, y la inversi√≥n en infraestructuras, como las tendentes a extender la disposici√≥n de agua potable.

Ratios de participación en la fuerza laboral de la mujer
(% de mujeres entre 15 y 64 a√Īos)
Fuente: Banco Mundial, World Development Indicators; y c√°lculos de los autores.

Los resultados confirman que esas pol√≠ticas fiscales favorecen la participaci√≥n laboral de las mujeres, y adem√°s generan efectos macroecon√≥micos y distributivos inequ√≠vocamente favorables. A largo plazo todas las medidas analizadas que requieren costes, fondos p√ļblicos, acaban generando rentas suficientes.


[1] Stefania Fabrizio, Anna Fruttero, Daniel Gurara, Lisa Kolovich, Vivian Malta, Marina M. Tavares y Nino Tchelishvili. ¬ęWomen in the Labor Force: The Role of Fiscal Policies¬Ľ IMF Staff Discussion Note, Febrero 2010.

Emilio Ontiveros es presidente de Afi y catedrático emérito de la UAM