Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias obligatoras y de terceros opcionales con la finalidad de hacer que su navegación sea segura, hacer análisis estadístico de las visitas a la web y conocer su usabilidad.
Si desea más información o cambiar la configuración de su navegador, puede visitar nuestra Política de Cookies.
Pulse el botón "Rechazar cookies" o "Aceptar cookies" para confirmar que ha leído y aceptado la información aquí presentada.

Diversidad, tecnología y educación 4.0

Marzo de 2020
Seg√ļn estimaciones recientes la brecha de g√©nero en la econom√≠a y en la sociedad en Espa√Īa causa una p√©rdida de valor agregado de aproximadamente el 15% de nuestro PIB. La reducci√≥n de este desajuste y que las mujeres no est√©n infrarrepresentadas ni en los estudios ni en los empleos tecnol√≥gicos del futuro supone un reto social, gubernamental y empresarial de tal magnitud que ha de ser priorizado

Seg√ļn datos recientes del Foro Econ√≥mico Mundial (WEF, World Economic Forum) el mundo se enfrenta a una necesidad urgente de actualizar las capacidades de m√°s de mil millones de personas para el a√Īo 2030, lo que denomina ¬ęglobal reskilling revolution¬Ľ [1]. La OCDE estima que es probable que la tecnolog√≠a transforme m√°s de mil millones de empleos, casi un tercio de todos los empleos en el mundo durante la pr√≥xima d√©cada. En los pr√≥ximos dos a√Īos el 42% de las habilidades b√°sicas para realizar los trabajos cambiar√°n, estimando que se crear√°n 133 millones de nuevos empleos en las principales econom√≠as para satisfacer las demandas de la Cuarta Revoluci√≥n Industrial. La brecha de g√©nero existente en el sector tecnol√≥gico reviste especial gravedad al ser uno de los √°mbitos que m√°s empleo neto crear√° en los pr√≥ximos a√Īos.

El Libro Blanco de las mujeres en el √°mbito tecnol√≥gico [2] presenta el estado de la brecha de g√©nero digital en Espa√Īa con un objetivo doble: poner en valor la figura de la mujer en el mundo digital y exponer propuestas de soluciones para reducir la divergencia existente. Entre las medidas se encuentra una apuesta por la formaci√≥n, la concienciaci√≥n y la motivaci√≥n para incrementar el volumen de mujeres en el sector tecnol√≥gico. A pesar de los esfuerzos realizados durante los √ļltimos a√Īos con el objetivo de estrechar esta diferencia en lo que concierne a la ense√Īanza de las ciencias, la tecnolog√≠a, la ingenier√≠a y las matem√°ticas (CTIM o STEM por sus siglas en ingl√©s), todav√≠a persisten grandes desigualdades. Estas √°reas se consideran claves para el desarrollo de actividades econ√≥micas basadas en la digitalizaci√≥n. Entre los puntos sobre los que actuar destacan el acercamiento de la tecnolog√≠a a trav√©s de la educaci√≥n, la mejora en la orientaci√≥n e informaci√≥n sobre la realidad del mercado laboral y una mayor visibilidad de todo lo que las √°reas STEM pueden aportar, identificando las transformaciones socioecon√≥micas que no ser√≠an posibles sin estas disciplinas.

El informe recientemente publicado sobre ¬ęLa contribuci√≥n socioecon√≥mica del sistema universitario espa√Īol¬Ľ [3] muestra que el n√ļmero de matriculados en titulaciones STEM ha ca√≠do un 30% desde 2000, representando solo el 24% del total de matr√≠culas. Los datos revelan que las mujeres se encuentran infrarrepresentadas en estas √°reas. Las universitarias, que ocupan el 55% de todas las matr√≠culas, solo suponen un 32% en las √°reas STEM.

El estrechamiento del desajuste entre la demanda del mercado laboral, cada vez m√°s tecnol√≥gica, y la elecci√≥n de los alumnos requiere tambi√©n de una adecuaci√≥n del sistema educativo a esta nueva realidad, considerando la tecnolog√≠a como el idioma global del futuro, ya que la digitalizaci√≥n, cada vez m√°s presente, tendr√° un fuerte impacto en el desarrollo personal y profesional de los estudiantes. En los nuevos modelos de educaci√≥n para la Cuarta Revoluci√≥n Industrial, el WEF identifica las ocho caracter√≠sticas fundamentales de aprendizaje y experiencias para la ¬ęEducaci√≥n 4.0¬Ľ, iniciativa con el objetivo de construir una agenda com√ļn para transformar los sistemas educativos: 1) ciudadan√≠a global; 2) innovaci√≥n y creatividad; 3) tecnolog√≠a; 4) habilidades interpersonales; 5) aprendizaje personalizado; 6) aprendizaje accesible e inclusivo; 7) aprendizaje colaborativo y basado en casos; 8) formaci√≥n continua y dirigida por las necesidades de los estudiantes [4].

En este sentido cambiar la mentalidad y la cultura y c√≥mo somos educados es lo m√°s complejo. Seg√ļn datos recientes, la brecha de g√©nero en la econom√≠a y en la sociedad en Espa√Īa causa una p√©rdida de valor agregado de aproximadamente el 15% de nuestro PIB [5]. El aumento de la participaci√≥n en las √°reas STEM, y en particular de mujeres, es necesario para no quedarnos atr√°s y no ser tecnol√≥gicamente dependientes. Como dec√≠a el f√≠sico Edward Teller, ¬ęla ciencia de hoy es la tecnolog√≠a del ma√Īana¬Ľ. Y ambas, en origen, edad, g√©nero, o raza. La diversidad y abordar los problemas desde diferentes puntos de vista se postula como una de las claves m√°s relevantes para ofrecer soluciones innovadoras. El mundo no puede permitirse desperdiciar la mitad del talento. La igualdad es tambi√©n una cuesti√≥n estrat√©gica.


[1] World Economic Forum. We need a global reskilling revolution - here¬īs why
[2] Libro Blanco de las mujeres en el ámbito tecnológico
[3] Informe SUE 2018. La contribuci√≥n socioecon√≥mica del sistema universitario espa√Īol
[4] World Economic Forum. Schools of the future defining new models of education
[5] Calvi√Īo ve inaplazable acabar con la brecha de g√©nero


Pilar Barrios
Pilar Barrios es socia de Afi Escuela de Finanzas.