Panorama de los pagos en la UE

Febrero de 2019
Los sistemas de pagos de la Uni贸n Europea se han vuelto cada vez m谩s digitales en las 煤ltimas d茅cadas, y paralelamente la demanda de efectivo sigue creciendo a帽o a a帽o en la pr谩ctica totalidad de los pa铆ses. El an谩lisis de los patrones de pagos cotidianos en la UE desvela, no obstante, diferencias notables entre pa铆ses.

Los pagos son inherentes a la vida cotidiana, tanto para la actividad econ贸mica como para los hogares. En general, existen diferentes instrumentos de pago minoristas disponibles para los pagadores, como el efectivo, las tarjetas, pagos basados en documentos, en cuentas (transferencias, d茅bitos directos), dinero electr贸nico, etc.

El sistema de pagos de la UE se ha vuelto cada vez m谩s digital en la 煤ltima d茅cada. Sin embargo, los bancos han mantenido su papel de intermediario principal de estas transacciones entre diferentes agentes: empresas, instituciones p煤blicas, individuos. Adem谩s, el desarrollo de nuevas tecnolog铆as y el crecimiento ascendente del acceso a Internet han impulsado los esfuerzos de los proveedores de servicios de pagos (PSP) para garantizar la r谩pida aceptaci贸n de los pagos electr贸nicos por parte de los titulares de cuentas bancarias.

El efectivo no baja la guardia

No obstante, la demanda de efectivo est谩 creciendo. En comparaci贸n con 2002, el volumen de efectivo en circulaci贸n aument贸 en la UE en aproximadamente 5,3 veces. El estudio del BCE [1] sobre el uso del efectivo en la zona euro menciona que este no solo se utiliza como medio de pago, sino tambi茅n como una reserva de valor, ya que casi una cuarta parte de los consumidores se queda con algo de efectivo en casa como reserva preventiva. A pesar de todo, seg煤n el Informe 芦The Cash Report 2016 for Europe禄[2], el efectivo representa el 60% de todas las transacciones de pago en la UE28 y es, con mucho, el instrumento de pago m谩s importante en t茅rminos de volumen; cuando se limita a un entorno P2P o P2B, donde el efectivo suele ser el m谩s utilizado, este porcentaje ser铆a a煤n mayor.

Evoluci贸n del valor de 芦Retiros de efectivo con tarjetas禄 2006-2016
(miles de millones de euros)

Fuente: elaboraci贸n propia a partir de Banco Central Europeo, Payment Statistics.
Evoluci贸n del valor de los retiros de efectivo a trav茅s de tarjetas por habitante 2006-2016
(miles de euros)

Fuente: elaboraci贸n propia a partir de Banco Central Europeo, Payment Statistics.

A su vez, el efectivo se pone principalmente a disposici贸n del p煤blico en general a trav茅s de cajeros autom谩ticos (ATM) y sucursales bancarias. En el per铆odo 2006-2016, con algunas excepciones (Reino Unido, Suecia, Pa铆ses Bajos, Finlandia, Irlanda), la mayor铆a de los pa铆ses de la UE registraron una evoluci贸n ascendente de los retiros de efectivo de ATM debido a la evoluci贸n de la oferta y la emisi贸n de tarjetas bancarias para un n煤mero creciente de clientes, sin cambiar sus h谩bitos de pago. Otros factores, como la migraci贸n o el turismo, influyeron tambi茅n en la preferencia por el efectivo en comparaci贸n con otros instrumentos.

El promedio europeo relativamente constante de la proporci贸n en el PIB del valor de las transacciones de retiro de efectivo muestra un salto natural desde los pagos a trav茅s de las oficinas bancarias hacia las tarjetas, pero el alto nivel de inclusi贸n financiera en la UE no siempre demuestra una baja predilecci贸n por retirar efectivo de los ATM.

Cuota en PIB de los retiros de efectivo por tarjetas residentes*
(%)

* Tarjetas emitidas por PSP residentes a trav茅s de terminales de PSP residentes.
Fuente: elaboraci贸n propia a partir de Banco Central Europeo. Payment Statistics; Banco Mundial y EUROSTAT 2016.
N煤mero de retiros de efectivo a trav茅s de tarjetas de residentes per c谩pita y posesi贸n de una cuenta bancaria, 2016

Fuente: elaboraci贸n propia a partir de Banco Central Europeo. Payment Statistics; Banco Mundial y EUROSTAT 2016.

En la 煤ltima d茅cada, los instrumentos de pago han evolucionado significativamente y han diversificado las opciones de pago. Sin embargo, los consumidores de la UE contin煤an pagando en efectivo por las compras realizadas para su uso personal. En algunos Estados miembros de la UE esta modalidad de pago tiene un peso significativo cada a帽o. De los pa铆ses[3] de la UE, 15[4] mostraron un aumento de la cuota de los retiros de efectivo a trav茅s de tarjetas en los gastos del consumo final del hogar.

Los pagos electr贸nicos compiten por un lugar destacado

En toda Europa, la zona 煤nica de pagos en euros (SEPA, por sus siglas en ingl茅s) armoniza la forma en que se realizan los pagos en euros. Inicialmente, el Consejo Europeo de Pagos dise帽贸 los esquemas SEPA para transferencias de cr茅dito y d茅bitos directos, ha explorado esquemas para tarjetas de pago (el fallido Proyecto Monet) y ha desarrollado una nueva normativa (nueva Directiva de Servicios de Pago o PSD2) para pagos en euros. [5]

El valor global de las transacciones de pagos en los pa铆ses de la UE represent贸 267.840 billones de euros en 2016, registrando un crecimiento de 19.057 billones de euros en comparaci贸n con 2006 (+7,7%) y un incremento de 9.659 billones de euros en comparaci贸n con 2012 (+ 3,7%).

Reino Unido (34%), Alemania (20,3%), Francia (10%), Pa铆ses Bajos (7,3%) y Espa帽a (6,1%) representan aproximadamente el 78% del valor total de las transacciones de pagos registrados en 2016 en la UE. Una vez que el valor total de los pagos electr贸nicos en la UE aument贸 en la 煤ltima d茅cada, el valor promedio de un pago[6] se redujo en un 35,3%. Esta tendencia indica una clara modificaci贸n de la estructura de pagos electr贸nicos durante todo este per铆odo.

La evoluci贸n mencionada anteriormente puede explicarse por muchos factores como, por ejemplo, el cambio en la demanda y la oferta de los pagadores y beneficiarios de los pagos, el desarrollo tecnol贸gico, la cooperaci贸n y la estandarizaci贸n de los servicios de pago prestados por diferentes proveedores, as铆 como la adopci贸n y la implementaci贸n legal de iniciativas financieras y regulatorias. La mayor铆a de las publicaciones sobre los pagos electr贸nicos ignoran la competencia entre estos instrumentos de pago. Los autores de la 芦Sustituci贸n de instrumentos de pago no en efectivo por efectivo en Europa禄[7] concluyen que la innovaci贸n no produce una gran expansi贸n adicional en el proceso de sustituci贸n del efectivo. El panorama de los pagos indica una competencia obvia entre todos los instrumentos de pago electr贸nicos en los pa铆ses de la UE, mostrando una canibalizaci贸n[8] de unos en favor de otros, menos el efectivo. El porcentaje de transacciones con tarjeta aument贸 en los 煤ltimos 10 a帽os en 14,5 p.p. (puntos porcentuales) influyendo en la disminuci贸n de la cuota de transferencias de cr茅dito, d茅bitos directos y transacciones de cheques en 4,9 p.p., 4,98 p.p. y 6,8 p.p., respectivamente.

Importancia relativa de los servicios de pago
(%)

Fuente: elaboraci贸n propia a partir de Banco Central Europeo, Payment Statistics.

Con el 49%, las tarjetas fueron en 2016 el instrumento de pago electr贸nico m谩s utilizado en la UE. Entre las tarjetas emitidas por los PSP residentes, prevalecieron las tarjetas con una funci贸n de d茅bito, que registraron un aumento del 22,4% en los 煤ltimos 10 a帽os. Las transferencias de cr茅dito ocupan el segundo lugar en este top con un 25,1% seguido por los d茅bitos directos que representan alrededor del 20,4% y los cheques: 2,5%. El uso de transacciones de dinero electr贸nico fue bajo y represent贸 aproximadamente un 2,3%.

En 2016, por primera vez, el n煤mero de pagos per c谩pita con tarjeta (incluidas tarjetas prepago o dinero electr贸nico) super贸 el n煤mero de pagos electr贸nicos a trav茅s de la compensaci贸n automatizada (ACH, por sus siglas en ingl茅s) [9] /[10]. Es obvio que los pa铆ses de la UE pueden agruparse en dos grupos distintos con consumidores con predilecci贸n por los pagos de ACH y consumidores que usan pagos con tarjeta y dinero electr贸nico. Luxemburgo, Dinamarca, Suecia, Reino Unido, Finlandia, Estonia, Portugal, Irlanda, Letonia, Pa铆ses Bajos, Lituania, Polonia, Francia, Italia, Malta, Chipre, Espa帽a y Rumania tuvieron un mayor n煤mero de pagos con tarjeta y dinero electr贸nico. Por el contrario, Grecia, B茅lgica, Eslovaquia, Hungr铆a, Croacia, Eslovenia, Bulgaria, Austria, Rep煤blica Checa y Alemania tuvieron un mayor n煤mero per c谩pita de pagos electr贸nicos a trav茅s de ACH.

Aunque las transferencias bancarias en la UE registraron en promedio una disminuci贸n de su importancia entre los pagos electr贸nicos, en los 煤ltimos 10 a帽os han visto tanto el aumento en el n煤mero de transferencias (+ 39,1%) as铆 como el aumento de su valor (+ 15%), lo que indica una clara tendencia de transici贸n hacia una sociedad menos dominada por el efectivo en las relaciones econ贸micas y la vida cotidiana de la poblaci贸n. En pa铆ses como Polonia, Grecia, Eslovenia, Croacia, Hungr铆a, Rep煤blica Checa y Eslovaquia este tipo de pago ha registrado m谩s del 40% de los pagos electr贸nicos de cada pa铆s.

Seg煤n la importancia relativa de los pagos electr贸nicos, el n煤mero de d茅bitos directos tuvo una participaci贸n significativa en Alemania (50,6%), Espa帽a (27,9%) y Austria (25,6%). En los 煤ltimos 10 a帽os, los cheques perdieron gran importancia como medio de pago pues en 2006 este instrumento registraba el 9,2% del n煤mero total de transacciones mientras que en 2000 era del 18,7%. Adem谩s, esta ca铆da gener贸 en la 煤ltima d茅cada una tendencia a la baja del 66% del valor total de este tipo de transacciones. En 2016, casi el 70,7% de las transacciones con cheques emitidos en la Uni贸n se realizaron en Francia.

El nivel existente de bancarizaci贸n influye directamente en la opci贸n de los consumidores de poseer tarjetas bancarias. Esta relaci贸n directa se justifica por el uso de los servicios bancarios en las actividades diarias. Los datos muestran que, en los 煤ltimos 10 a帽os, los pa铆ses de la UE hicieron esfuerzos considerables para aumentar y mejorar la red de aceptaci贸n de tarjetas de pago al registrar un aumento de terminales de venta (POS, por sus siglas en ingl茅s) por mill贸n de habitantes. Pa铆ses como Grecia, Irlanda, Italia, Reino Unido, Pa铆ses Bajos, Espa帽a, Malta, Portugal se situaron en el 2016 como l铆deres en tener una red de terminales POS muy desarrolladas por mill贸n habitantes.

Cuota del n煤mero total de pagos a trav茅s de POS con tarjetas emitidas por PSP residentes en el n煤mero total pagos con tarjetas emitidas por PSP residentes, 2016
(%)

Fuente: elaboraci贸n propia a partir de Banco Central Europeo, Payment Statistics.

Los pagos con tarjeta a trav茅s de terminales POS representaron el 88% del total de pagos realizados con tarjeta con grandes diferencias entre pa铆ses. Italia, Polonia, Pa铆ses Bajos, Estonia, Grecia, Dinamarca y Lituania registraron una predilecci贸n de pagar con tarjeta a trav茅s de POS en comparaci贸n con otros canales de pago con tarjetas; en estos pa铆ses m谩s de 90% de las transacciones con tarjeta fueron efectuadas a trav茅s de POS.

Por otra parte, una alta cobertura de la red terminales POS no siempre garantiza una alta intensidad en el uso de un terminal para el pago. Grecia representa m谩s del 91% de las transacciones con tarjeta a trav茅s de terminales, aunque la intensidad de uso de cada terminal es bastante baja en comparaci贸n con otros pa铆ses de la UE. Esta situaci贸n se observa en Italia y Espa帽a, que tienen una infraestructura desarrollada, pero tienen una baja intensidad de uso. Esto se debe a que los griegos solo realizan dos pagos con tarjeta por mes a trav茅s de terminales POS, en comparaci贸n con los ingleses o los suecos que pagan mucho m谩s a menudo con la tarjeta en POS. Francia, Reino Unido, Pa铆ses Bajos, Estonia, Suecia y Dinamarca adem谩s de tener una alta cobertura de terminales, registraron una alta intensidad de uso de los terminales dada su preferencia de pagar con tarjeta en comparaci贸n con otros tipos de pagos electr贸nicos.

Seg煤n un consumidor compre, as铆 pagar谩

M谩s recientemente, en los pa铆ses de Europa han surgido muchas formas alternativas de pago sin efectivo tales como: (i) esquemas de banca electr贸nica; (ii) esquemas de pago por Internet (como PayPal); (iii) Esquemas de pagos m贸viles, categorizados en pagos m贸viles sin contacto, pagos remotos m贸viles, M-Wallets e iniciativas de POS[11]. Estas innovaciones a煤n no han modificado significativamente la estructura de los pagos electr贸nicos dentro de la UE. En consecuencia, aunque en 2016 los pagos con dinero electr贸nico registraron en comparaci贸n con 2012 un incremento relativo significativo (+2,5 veces), el valor de los pagos por dinero electr贸nico registr贸 solo el 0,05% del total de los pagos electr贸nicos. La nueva Directiva de Servicios de Pago (PSD2) [12] prev茅 la apertura del mercado de pagos de la UE para las empresas que ofrecen servicios de pago orientados a los consumidores o negocios basados en el acceso a la informaci贸n sobre la cuenta de pago, lo cual tendr谩 efectos en el panorama futuro de los pagos de la UE.

Participaci贸n del valor de los pagos con tarjetas en el consumo final de los hogares y participaci贸n de la econom铆a sumergida en el PIB, 2015
(%)

Fuente: elaboraci贸n propia a partir de Banco Central Europeo, Payment Statistics; Prof. Friedrich Schneider, PhD y EUROSTAT 2015.

Los datos de la UE muestran, en gran medida, que los pa铆ses con mayor valor de pagos mensuales con tarjeta registraron un menor valor de retiros de efectivo de tarjeta. Es m谩s, las estad铆sticas de los pa铆ses de la UE muestran una correlaci贸n inversa entre el nivel de pago con tarjeta en el consumo de los hogares y la participaci贸n de la econom铆a sumergida en el PIB. Como el comercio electr贸nico representa aproximadamente el 10,4% del total de las ventas minoristas de la UE, lo que indica que la mayor铆a de las ventas minoristas no se producen por Internet, el crecimiento del comercio digital podr铆a convertirse en uno de los aliados naturales en la guerra contra el efectivo. [13] A煤n m谩s, los datos de la UE muestran una relaci贸n directa entre el uso de los servicios de gobierno electr贸nico y la aceptaci贸n y el uso de tarjetas bancarias. Por lo tanto, las medidas para fomentar y racionalizar la confianza en los servicios p煤blicos y el uso de nuevas tecnolog铆as deben ser consideradas como prioridades por los gobiernos donde la penetraci贸n de los pagos electr贸nicos es baja y hay una pol铆tica de Estado para disminuir la dependencia del efectivo.

Actividades de gobierno electr贸nico de individuos (%) y pagos con tarjetas / c谩pita, 煤ltimos doce meses, 2016

Fuente: elaboraci贸n propia a partir de Banco Central Europeo. Payment Statistics y EUROSTAT 2016.

[1] Henk Esselink, Lola Hern谩ndez, 2017, 芦The use of cash by households in the euro area禄, Occasional Paper Series No 201, European Central Bank (ECB), November 2017.
[2] Paul van der Knaap, Taco de Vries, Karin Tielenius Kruythoff, 2016, 芦The Cash Report 2016 for Europe禄, G4S Cash Solutions and Payments Advisory Group World Trade Center, 2016.
[3] 26 pa铆ses considerados, excepto Dinamarca y Croacia.
[4] Austria, Bulgaria, Italia, Rumania, Luxemburgo, Hungr铆a, Eslovaquia, Chipre, Grecia, Malta, Alemania, Eslovenia, Francia, Portugal, Lituania, Espa帽a, Republica Checa.
[5] https://ec.europa.eu/info/business-economy-euro/banking-and-finance/consumer-finance-and-payments/payment-services/single-euro-payments-area-sepa_en
[6] 2.195 euros.
[7] Jussi Snellman, Jukka Vesala, David Humphrey, 2000, 芦Substitution of Noncash Payment Instruments for Cash in Europe禄, Bank Of Finland Discussion Papers1/2000.
[8] Paul van der Knaap, Taco de Vries, Karin Tielenius Kruythoff, 2016, 芦The Cash Report 2016 for Europe禄, G4S Cash Solutions and Payments Advisory Group World Trade Center, 2016.
[9] Un sistema de compensaci贸n electr贸nica en el que las 贸rdenes de pago se intercambian entre los participantes (principalmente a trav茅s de medios electr贸nicos) y se manejan en un centro de procesamiento de datos.
[10] Los pagos ACH se utilizan para transferencias de cr茅dito, d茅bitos directos y cheques.
[11] EPC091-14 EPC Overview on Mobile payments initiatives, 2014, European Payments Council.
[12] DIRECTIVE (EU) 2015/2366 OF THE EUROPEAN PARLIAMENT AND OF THE COUNCIL of 25 November 2015 on payment services in the internal market.
[13] Marc Niederkorn, Phil Bruno, Grace Hou, Florent Istace, Sukriti Bansal, 2015, 芦Global Payments 2015: A Healthy Industry Confronts Disruption禄, McKinsey & Company 2015.


Corina Burlacu Especialista en banca y m谩ster en microfinanzas y emprendimiento, UAM.
Ver贸nica L贸pez es consultora del 谩rea de Econom铆a Aplicada de Afi.