#Mujeresquetransforman

«JURISTA» con mayúsculas

María Encarnación Roca Trías, una mujer que transmite vitalidad, convicción, tesón, compromiso, lucha por la igualdad, respeto y prudencia, en cada palabra que pronuncia.

Mónica Guardado

El mes pasado, gracias a la invitación de Seguros Pelayo, tuve el inmenso placer de conocer a la jurista María Encarnación Roca Trías, XXIV Premio Pelayo para Juristas de Reconocido Prestigio.

María Encarnación reúne todos los atributos de una #MujerQueTransforma. A sus 74 años, es un ejemplo de profesional comprometida que ha dedicado gran parte de su vida a la defensa de la ley y de su interpretación, compatibilizándolo con su gran pasión por la música.

Una mujer que transmite vitalidad, convicción, tesón, compromiso, lucha por la igualdad, respeto y prudencia en cada palabra que pronuncia.

Comenzó su carrera en el ámbito académico y, tras doctorarse en Derecho en la Universidad de Barcelona, ocupó la cátedra de Derecho Civil Catalán.

Fue la primera mujer en ocupar un puesto en la Academia de Jurisprudencia de Cataluña y en la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación.

En 2005 se convirtió en la primera mujer magistrada del Tribunal Supremo, donde ha destacado en el derecho familiar, estableciendo jurisprudencia en el logro de una mayor igualdad entre hombres y mujeres.

Desde 2012 es magistrada del Tribunal Constitucional y desde 2017 Vicepresidenta de este mismo Tribunal.

Estamos ante una jurista que ha roto todos los techos de cristal con absoluta naturalidad, porque si bien ha sido la «primera mujer en ...» muchos ámbitos, lo ha vivido con la modestia que inculca el trabajo diario desempeñado con responsabilidad y sin estar pendiente de la trascendencia mediática.

Es autora de numerosas publicaciones, entre las más recientes: «Familia y cambio social» (1999) y «Derecho de daños» (2007). Ha sido condecorada con numerosos premios, entre los que destacan además del ya mencionado: Medalla Narcís Monturiol al mérito científico y tecnológico de la Generalitat de Catalunya (2002), Creu de Sant Jordi (2003), Premio Puig Salellas del Colegi Notarial de Catalunya (2012).

Mi más humilde agradecimiento a María Encarnación por ser inspiración para aquellas mujeres que creemos en la igualdad y en la justicia social. Es un placer conocer a mujeres como tú.

Mónica Guardado es Directora General de Afi Escuela de Finanzas