Afi, 30 a√Īos en las finanzas espa√Īolas (i)

Noviembre de 2018
Primer cap√≠tulo de la historia de Afi, incluyendo su fundaci√≥n por parte de Emilio Ontiveros, Francisco Jos√© Valero y √Āngel Berges, y sus comienzos con el asesoramiento financiero a entidades del sector el√©ctrico espa√Īol.

Afi ha conseguido, tras sus 30 a√Īos de vida, un considerable reconocimiento y prestigio en sus distintos √°mbitos de actuaci√≥n que abarcan, entre otros aspectos, el suministro de an√°lisis, sistemas de informaci√≥n y consultor√≠a econ√≥mico-financiera y de gesti√≥n, con una doble orientaci√≥n: alta especializaci√≥n y servicio integral y permanente a sus clientes. Adem√°s, ha destacado como un referente en la formaci√≥n financiera a empresas, trabajadores del sector financiero y no financiero y alumnos de postgrado, a trav√©s de nuestra Escuela de Finanzas.

Con m√°s de una decena de doctores dentro del equipo de m√°s de 150 personas que hoy forman la gran familia de Afi, y con un genotipo y fenotipo en el que destacan el an√°lisis financiero, la tecnolog√≠a y la investigaci√≥n, el marco de asesoramiento de Afi siempre ha sido la b√ļsqueda de la excelencia y la versatilidad para afrontar distintos proyectos en los que aportar valor a√Īadido para el cliente. Lo cual no es de extra√Īar conociendo la forma en la que se gest√≥ Afi.

Y es que no deber√≠a ser necesario se√Īalar, por ampliamente conocido y reiterado, que la creaci√≥n de Afi surge como consecuencia de la alianza a finales de 1987, justo en medio del temblor producido en los mercados financieros mundiales por el crac burs√°til de octubre de aquel a√Īo, de tres profesores de finanzas de la Universidad Aut√≥noma de Madrid: Emilio Ontiveros, √Āngel Berges y Francisco Jos√© Valero[1].

Las necesidades de las empresas, instituciones y entidades financieras iban a cambiar profundamente en los a√Īos siguientes. La globalizaci√≥n, como el cambio clim√°tico, era, todav√≠a, una entelequia, aunque las ra√≠ces se pod√≠an intuir. Pero sobre todo, la entrada como socios de la Comunidad Econ√≥mica Europea transformaba por completo el marco de actuaci√≥n de las empresas y entidades espa√Īolas.

Precedentes de Afi: los trabajos para el sector eléctrico

Tras haber inaugurado el suplemento salm√≥n de El Pa√≠s -dirigido por quien despu√©s ser√≠a su director, Joaqu√≠n Estefan√≠a- el primer domingo de 1987, donde Emilio y √Āngel firman la columna de opini√≥n y se encargan de incluir toda la informaci√≥n estad√≠stica, llegar√≠a el turno a los primeros servicios de consultor√≠a privada, cuyo destinatario, como podr√≠a esperarse, no ser√°n las cajas de ahorro, sino el sector el√©ctrico.

El v√≠nculo de los tres con la consultor√≠a financiera arranca a partir de un estudio para la Asociaci√≥n Espa√Īola de la Industria El√©ctrica, UNESA. Su objetivo: particularizar el estudio del endeudamiento de las empresas del sector el√©ctrico espa√Īol en los mercados internacionales, sin duda el m√°s activo como prestatario debido al intenso proceso inversor que debi√≥ abordar el sector en un per√≠odo de ¬ęsequ√≠a¬Ľ financiera dom√©stica.

Con el estudio, UNESA pretend√≠a argumentar ante la Direcci√≥n General de Energ√≠a que hab√≠an incurrido en unos sobrecostes considerables dado que el sistema financiero espa√Īol no era lo suficientemente l√≠quido como para financiar los proyectos de inversi√≥n que ten√≠an que abordar, entre ellos todos los relacionados con la generaci√≥n de energ√≠a a trav√©s de las centrales nucleares.

La relación con el sector energético no acabaría ahí. El trabajo previo había servido a los futuros cofundadores de Afi para ganarse la confianza del sector.

Ante los grandes desajustes financieros del sector el√©ctrico espa√Īol, la reci√©n nombrada presidenta de una nueva empresa, Red El√©ctrica, Paulina Beato, pide a Emilio que colabore con la Secretar√≠a General de Energ√≠a. El encargo era claro: analizar, proponer y pilotar las medidas necesarias para la ejecuci√≥n de un plan de saneamiento financiero del sector el√©ctrico y dise√Īar la formulaci√≥n de un marco regulador del mismo, buscando interrumpir las malas pr√°cticas financieras del sector, que iban desde la anteposici√≥n de la distribuci√≥n de dividendos sobre el saneamiento financiero a la ausencia de informes de auditor√≠a externa.

Todo el trabajo realizado desembocar√°, un par de a√Īos despu√©s, y ya de la mano del nuevo ministro de Industria y Energ√≠a, Luis Carlos Croissier, y del nuevo secretario general de energ√≠a, Fernando Maravall, en la aprobaci√≥n del nuevo Marco Legal Estable de la energ√≠a, como resultado del acuerdo entre el Gobierno y las empresas el√©ctricas, que supon√≠a la implantaci√≥n de un nuevo sistema de c√°lculo de las tarifas el√©ctricas.

Esa intensa inmersión en un sector tan relevante como el eléctrico iba a permitir a Afi estar presente, como analista o consultor, en muchas de las transformaciones -reguladoras, corporativas, etc.- que iban a producirse en el sector hasta nuestros días, asesorando a gobiernos de todos los colores.

En todos estos trabajos hab√≠a quedado patente una habilidad que han atesorado nuestros fundadores durante los a√Īos, la capacidad para contentar a ambas partes; en este caso, tanto a las personas del Gobierno como al de las el√©ctricas. Una fortaleza requerida para las labores de consultor√≠a que a partir de ah√≠ se llevar√≠an a cabo, sobre todo, con las Cajas de Ahorros, como se comentar√° en el pr√≥ximo cap√≠tulo de la creaci√≥n de Afi.


[1] Emilio Ontiveros y Francisco Jos√© Valero (Paco) ingresaron como profesores ayudantes en 1976 y 1975, respectivamente. En 1986 Emilio obtuvo la c√°tedra de Econom√≠a de la Empresa, mientras que Valero, en 1983, ganaba la de Econom√≠a Financiera y Contabilidad. √Āngel Berges se unir√° a la Universidad en 1982, tras terminar el doctorado realizado en la Universidad de Purdue, en Estados Unidos (1979-1982), con la beca Fullbright. Conseguir√° su c√°tedra en Econom√≠a Financiera y Contabilidad en 1992.


√ďscar Ib√°√Īez es socio del √°rea de Servicios Financieros de Afi.