Paseo global

Econom铆a de los datos

芦El aumento del conocimiento se particulariza en la identificaci贸n y seguimiento eficiente de los comportamientos, de las dichosas preferencias que aparec铆an siempre como la variable dif铆cil de objetivar cuando en los cursos de introducci贸n a la econom铆a estudi谩bamos la funci贸n de demanda禄

Emilio Ontiveros

La discontinuidad tecnol贸gica que se inici贸 con la irrupci贸n de las tecnolog铆as de la informaci贸n y de la comunicaci贸n (TIC), lejos de agotarse, ha ido dando paso a nuevas posibilidades y aplicaciones que siguen transformando la pr谩ctica totalidad de los 谩mbitos de la vida. Desde luego de la econom铆a, pero no en menor medida de la organizaci贸n y comportamiento social, y, por tanto, de la actividad pol铆tica. Aquel atributo de tecnolog铆as 芦multiprop贸sito禄 ha sido reforzado por la digitalizaci贸n extensiva, amparando enunciados tan aparentemente ambiciosos como el de 芦Cuarta Revoluci贸n Industrial禄, que en realidad trata de asimilar las transformaciones econ贸micas a las que ejercieron anteriores oleadas de innovaci贸n. La convergencia de tecnolog铆as es uno de los rasgos m谩s expresivos, desde la voz a la inteligencia artificial, pasando por el blockchain. Uno de los exponentes hoy m谩s representativos de esa nueva fase de la aceleraci贸n tecnol贸gica es la relativa a los datos.

Los datos 鈥攍as se帽ales generadas por las personas, las empresas, las AAPP o incluso las cosas鈥 son el fundamento de esa nueva disciplina, la econom铆a de los datos. La que gira en torno al valor econ贸mico, pero tambi茅n social y pol铆tico de esos rastros que deja el comportamiento en su m谩s amplia acepci贸n. Su volumen y la velocidad de los mismos, su an谩lisis y explotaci贸n han dado lugar a ese campo, el data science, del que el an谩lisis de big data es un 谩rea de gran proyecci贸n en diversos 谩mbitos, reclamando la concurrencia de conocimientos interdisciplinares desde los m茅todos computacionales, las matem谩ticas, a la estad铆stica y, desde luego, la econom铆a.

Se habla con raz贸n del valor econ贸mico del dato, o de la cadena de valor de los datos, obligando a empresas e instituciones de diversos sectores, p煤blicos y privados, a replantearse las formas de realizaci贸n de sus actividades ordinarias y, tambi茅n, de sus organizaciones. La econom铆a de los datos trata de extender su cobertura a nuevos modelos de negocio que emergen de ese imperativo y de las posibilidades de manejo inteligente de los datos, de nuevos mercados y sectores productivos, de nuevas formas de natalidad empresarial.

Los efectos de esos avances en el procesamiento y an谩lisis los datos son importantes desde el punto de vista estrictamente econ贸mico, de la competitividad, desde luego. El aumento del conocimiento se particulariza en la identificaci贸n y seguimiento eficiente de los comportamientos, de las dichosas preferencias que aparec铆an siempre como la variable dif铆cil de objetivar cuando en los cursos de introducci贸n a la econom铆a estudi谩bamos la funci贸n de demanda. Este es quiz谩s el efecto m谩s destacado y llamativo. Probablemente tambi茅n el m谩s disruptivo con el estado de las cosas hasta ahora. Distintos subsistemas de la gesti贸n empresarial, desde el marketing, a la comercializaci贸n, pasando por supuesto por la publicidad y la propia log铆stica y gesti贸n de los inventarios, quedan ahora condicionadas por los desarrollos en la ciencia de los datos. Por la generaci贸n de ganancias de eficiencia a ellos asociadas. Desde luego por la reducci贸n de costes transaccionales, de las que la extensi贸n de las plataformas digitales es una claro exponente de la capacidad para la generaci贸n de econom铆as de escala y de econom铆as de red, en la medida en que se vincule un n煤mero creciente de empresas y usuarios.

Estamos ciertamente ante un nuevo ecosistema en el que interact煤an diferentes tipos de agentes con efectos todav铆a dif铆ciles de anticipar. La identificaci贸n de esas posibilidades asociadas a la explotaci贸n inteligente de los datos no ha hecho m谩s que empezar. Estamos en el principio de una aceleraci贸n de esas discontinuidades tecnol贸gicas alimentadas por una tensi贸n innovadora sin muchos precedentes. A las esperanzas en ese mayor control de la actividad econ贸mica, en la posibilidad de evitar crisis, se incorporan tambi茅n inc贸gnitas e inquietudes. La conveniencia y la magnitud de la regulaci贸n, de la protecci贸n de los datos individuales, ha abierto debates relevantes acerca de la titularidad y propiedad de los datos, de la residencia de estos, del consentimiento en su manejo y explotaci贸n, en definitiva. Pero tambi茅n otros quiz谩s m谩s concretos e inmediatos, como es el impacto que los avances de esa nueva disciplina pueda llegar a tener sobre el empleo, sobre el funcionamiento de los mercados de trabajo y el grado de vulnerabilidad de los trabajadores, muy estrechamente vinculada como es l贸gico, al grado de cualificaci贸n de estos.

No ha de sorprender, por tanto, que las autoridades de todo el mundo, en particular de las econom铆as avanzadas, est茅n tratando de responder a alguno de esos retos suscitados. Desde luego la Uni贸n Europea. La construcci贸n de una 芦Econom铆a Europea de los Datos禄 es parte de la 芦Estrategia del Mercado 脷nico Digital禄 cuya pretensi贸n es obtener las ventajas econ贸micas y sociales derivadas de ese potencial asociado al uso de los datos. Ello significa liberar las barreras que impiden el libre flujo de los datos, necesario para el perfeccionamiento del propio concepto de mercado 煤nico. Pero tambi茅n es consciente de algunos retos que esos desarrollos traen consigo. La Comisi贸n Europea ha elaborado una Comunicaci贸n y un Staff Working Document en los que da cuenta de algunas de esas inquietudes. Las relativas a las limitaciones para el desarrollo de una econom铆a de los datos, pero tambi茅n a las de naturaleza legal referentes al acceso y trasferencia de los datos y a su portabilidad.

A todo lo anterior trata de responder el trabajo (*) realizado por el equipo de Econom铆a Aplicada de Afi, promovido y editado por Fundaci贸n Telef贸nica. Un trabajo que sus autores han llevado a cabo con la ambici贸n propia de quien se enfrenta un 谩mbito de estudio en permanente mutaci贸n y, por eso mismo, conscientes de que la propia realidad se constituir谩 en el principal foco de alimentaci贸n de las constataciones reflejadas, pero en mayor medida de la mayor铆a de las presunciones. Ojal谩 que el lector de esta obra nos haga llegar sus propias valoraciones ye experiencias con el fin de que el elevado riesgo de obsolescencia encuentre la compensaci贸n de su permanente puesta al d铆a.


(*) 芦Econom铆a de los Datos禄
L贸pez Sabater, Ver贸nica; Llorente, Alejandro; Ontiveros, Emilio; Romero, Mar铆a; Vizcaino, Diego (2018)
Fundaci贸n Telef贸nica, Editorial Ariel. Existe una versi贸n digital en: https://www.fundaciontelefonica.com/arte_cultura/publicaciones-listado/pagina-item-publicaciones/itempubli/624/


Emilio Ontiveros es presidente de Afi y catedr谩tico de Econom铆a de la Empresa de la UAM